Saltar al contenido

EVENTOS

Estoy en Ciudad de Panamá. Participo en el II Foro Abierto de Ciencias de Latinoamérica y el Caribe, CILAC 2018. Estoy hablando y escuchando sobre ciencia, política científica, comunicación de la ciencia y periodismo científico. Nos quejamos, ningún país de la región puede alzar su voz y contar sobre lo bien que lo hace, solo unas experiencias aisladas, interesantes, innovadoras, impecables si se quiere, diseñadas, promovidas y ejecutadas con todo el convencimiento de quien está detrás, pero… una golondrina no hace verano.

¿Cómo convencer a los tomadores de decisión para que crean que el apoyo a la actividad científica genera resultados y bienestar para el país? ¿Cómo lograr un diálogo fluido entre los científicos y los diferentes públicos, léase periodistas, políticos, industriales, comunidades minoritarias, jóvenes y niños, por mencionar solo algunos? ¿Y cómo superar estas preguntas y hacernos otras cuando ya tengamos las respuestas y hayamos superado esa etapa?

Compartiendo un panel sobre ciencias sociales en esta reunión, el exdirector del Instituto Nacional de Salud y exrector de la Universidad Nacional de Colombia, Moisés Wasserman, sentenció: “Cuando las respuestas no tienen efecto hay que empezar a sospechar de las preguntas”. Entonces seamos más proactivos y en lugar de reformular preguntas, hablemos de hechos.

En Colombia este tema se está moviendo y lo está haciendo de tal manera que, me atrevería a decir, las acciones y las intenciones nos posicionan como uno de los países de la región en los que más se están ensayando y ejecutando propuestas para acercar a las comunidades, en respuesta quizá a la política de apropiación social de Colciencias, pero también a que los científicos cada vez están más sensibles a contar sus historias.

Cada vez más universidades ofrecen información a periodistas sobre los resultados de las investigaciones que llevan a cabo sus científicos, y cada vez mas los investigadores quieren llegar a las diferentes comunidades que, de una u otra manera, se ven beneficiadas con el nuevo conocimiento generado porque, además, están siendo invitadas y sus conocimientos son incluidos en la producción de esos estudios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESSpanish